Formalización de la hipoteca en los bancos españoles


La compañía “VYM CANARIAS”  colabora con algunos grandes bancos españoles en relación con distintas cuestiones, incluida la cuestión de financiación.

Desde el año 2015 los bancos españoles conceden hipotecas en unas condiciones más favorables. El primer año el interés de la hipoteca es de 3%-3,5 % anuales. A partir del segundo año es de 2,5 %-3 % + EURIBOR *interés de refinaciación europea (en Enero de 2017 ha sido inferior al 0%)

La información sobre los intereses hipotecarios corrientes se renueva contínuamente y en el momento de la compra puede ser distinta a los datos anunciados arriba.

Para los clientes de Vym Canarias en muchos bancos españoles se concede una línea de crédito especial. 

Importe de un posible crédito:

  • Para la segunda vivienda hasta los 60%.
  • Para la primera vivienda hasta los 60%.
  • Para un inmueble –propiedad bancaria- hasta el 80 % y en algunos casos se concede el 100% de financiación.
  • Para los residentes tributarios de España el crédito se concede al 80-100 % .

Documentos para la formalización de la hipoteca:

  • – Declaraciones de la renta de los 2 últimos años. .
  • – Contrato de trabajo (no inferior de 5 años) .
  • – Extracto de movimientos   en la cuenta bancaria en los últimos 12 meses.
  • El certificado de propiedad sin crédito hipotecario en el país de la residencia.
  • Certificado de trabajo (indicando el cargo ocupado, salario, y con la mención de que está trabajando en la actualidad)
  • Historial crediticio de las personas físicas.
  • En algunos casos una carta de recomendación del banco.
  • Otros documentos que confirman la existencia de otras fuentes de ingresos tales como: contratos de alquiler, certificados de dividendos, y otra documentación que puede ser solicitada por el banco si el crédito solicitado es por un importe superior a 500 000 euros.

P.S. Los bancos tienen derecho a solicitar otros documentos complementarios que sean necesarios.

Todos los documentos deben ser traducidos a español y contener una apostilla (certificación de los documentos de acuerdo con las normas de la Convención de la Haya del 5 de octubre de 1961), o legalizados por el Consulado de España o traducidos por un intérpete jurado en España (la forma de certificación recomendada por nuestra compañía).

Los originales de los documentos deben ser aportados antes de la firma de la escritura de compraventa en la notaría.