Negocios en España


15756-300x217

Negocio propio en España

Abrir su propia empresa en España es mucho más fácil de lo que puede parecer

Las reglas de la apertura de un negocio propio practicamente en todos los países se parecen entre si ya que están basadas en una lógica determinada, pero los pasos necesarios para esto se diferencian en función del sistema burocrático.

Ya que las reglas son conocidas practicamente por todos, explicamos los pasos concretos:
  • Tiene que pensar en cómo va a superar Usted las diferencias lingüísticas ;
  • Haga su propio plan de negocio;
  • Piense en las cuestiones de financiación;
  • Elija la forma organizativa de la compañía;
  • Elija a un notario, especialistas en contabilidad y asuntos fiscales;
  • Elija el nombre de la empresa y regístrelo;
  • Elija una oficina;
  • Obtenga las licencias y permisos necesarios.
Principales formas de organización legal de empresas:  
  • Sociedad Anonima/S.A.;
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada, S.R.L./S.L.;
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa.

Los gastos totales para el registro de una compañía ascienden a unos 1500 euros.

Mientras se tramita el registro de su empresa, firme contratos con los especialistas necesarios que prestarán servicios en ella (cuestiones fiscales, de contabilidad y etc., lo que es necesario y conveniente para Usted). El pago de estos servicios dependerá del volumen de trabajo de la empresa: un mínimo al principio que irá creciendo en función del crecimiento de su negocio y del volumen de trabajo.  El tiempo de registro de su nueva empresa puede variar sustancialmente en función de si lo va a organizar todo Usted mismo/a no, y de los especialistas que lo puedan hacer por Usted.

Usted siempre puede pedir asesoramiento a los especialistas de la VYM Canarias. Le ayudaremos a elegir una correscta vía de desarrollo.

¿ Que tipo de empresa elijo: S.A.o S.L.?

​La principal diferencia entre la Sociedad Anónima, S.A. y la Sociedad Limitada, S.L. reside en el hecho de que la S.A., como norma, tiene una gran cantidad de copropietarios (accionistas), por esta razón para gestionar una S.A. están previstos unos procedimientos especiales que protegen a los accionistas pequeños.  Por otro lado, una S.L. suele tener un solo titular o unos cuantos titulares, por esto el procedimiento de gestión de este tipo de sociedades es simplificado.

RASGOS GENERALES Y DIFERENCIALES DE UNA S.A. Y UNA S.L.:

El capital estatutario mínimo para la creación de una compañía de tipo S.L. es de 3.005,06 euros. El capital estatutario mínimo para la creación de una compañía de tipo   S.A. es de 60.101,21 euros. El capital estatutario máximo tanto para una S.A., como para una S.L. no tiene límites.

Para abrir una S.A. es suficiente ingresar en la cuenta corriente de la nueva empresa el 25% del capital estatutario . Para abrir una S.L. es imprescindible tener en la cuenta el 100% del capital estatutario.  Tanto en una S.A., como en una S.L. la responsabilidad financiera de accionistas y copropietarios está limitada por el importe de su participación en el capital estatutario, es decir, los accionistas y copropietarios asumen la responsabilidad personal por las deudas de la empresa sólo por el importe de su participación en el capital estatutario.  La cantidad mínima y máxima de copropietarios de las sociedades de ambos tipos es igual: desde un copropietario único hasta un número ilimitado de copropietarios o accionistas.  La participación de cada copropietario en el capital de una S.A. se determina por el número de acciones que le pertenecen, que pueden ser nominales o al portador.  En el caso de una S.L. la participación de cada copropietario en el capital es determinada por aquella participación que sea nominal.

En general, la gestion de una S.A. exige el cumplimiento de requisitos y formalidades algo mayores. Por ejemplo, las modificaciones, si son considerables, en los Estatutos de una S.A. deben ser publicadas en los periódicos y en el Boletín oficial de Registro Mercantil que, a su vez, conlleva unos gastos.    Las sociedades de responsabilidad limitada (S.L.) tienen más libertad en cuanto a la celebración periódica de   juntas generales de sus socios en comparación con las sociedades anónimas (S.A.) y la celebración de juntas de accionistas. Este hecho a la larga también ayuda a reducir gastos de gestión.  Formalizar la constitución de una nueva empresa en forma de S.A. o de S.L. cuesta prácticamente lo mismo contando con el mismo volumen de capital estatutario.

S.A. y S.L. pagan los mismos impuesto y por los mismos importes.

Sucursal o filial en España

​¿ Qué tipo de negicio es mejor: una empresa local o una empresa extranjera/ sucursal?

Desde el punto de vista jurídico entre una filial y una sucursal (empresa española de nueva creación) se destinguen las siguientes diferencias:
  • Capital mínimo: en La Sociedad de tipo S.A. es de 60 101 euros, у en una S.L. es de 3005 euros, 60 101 euros para una sociedad anónima en comandita. Para una sucursal no hace falta tener ninguna asignación mínima.
  • Una filial es una persona jurídica, una sucursal no contempla ninguna persona jurídica, es la misma que la empresa matri
  • La responsabilidad de una filial, constituida tanto como una S.A. como una S.L., respecto a sus deudas está limitada en el principal de su capital.

Para una sucursal no hay límite de responsabilidad de la empresa matriz.  Desde el punto de vista tributario tanto la sucursal como la filial, en general, pagan el mismo impuesto sobre beneficios del volumen de beneficios neto, aunque existen algunos detalles de las formas de tributación y de pagos.  La participación en los gastos generales de la compañía matriz. En práctica es más fácil contabilizar estos gastos (si procede) deducibles para la sucursal que para la filial  Los intereses de los préstamos concedidos por la empresa matriz extranjera a su sucursal española, en principio, no están sijetos a los beneficios fiscales en caso para una sucursal. Al contrario, los intereses de los préstamos concedidos por los accionistas a la filial normalmente son deducibles para la filial con la condición de que la transacción se valoriza por los precios de mercado.

Apertura de una sucursal en las Islas Canarias
Para abrir una sucursal en Canarias hay que realizar los siguientes pasos:
  • Preparación de la documentación sobre la fundación de una delegación de la empresa matriz, traducción de los docuemntos por un traductor jurado y su posterior presentación en el Registro Mercantil de España.
  • Obtención del certificado sobre el carácter legal de la actividad de la empresa matriz en el consulado de España en el país, donde se encuentra esta empresa
  • Pago del importe de capital estatutario a cuenta en cualquier banco de España.
  • Firma de la escritura de apertura de una delegación.
  • Nombramiento del representante o del apoderado en España.
  • Presentación de la solicitud para la obtención del CIF.
  • Pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
  • Presentación de los documentos en el Registro Mercantil de España.